611 400 118 - Atención telefónica: 10:00 a 14:00 y 16:00 a 20:00 info@mindfulnessalicante.com

Filosofía

La traducción literal de la palabra inglesa mindfulness es “atención plena” o “consciencia plena”. Mas allá de esta traducción, podemos decir que es un estado mental centrado en la realidad del momento presente, en las experiencias que suceden momento a momento, viviéndolas plenamente y aceptándolas sin juicios.

La práctica del mindfulness nos ayuda a conectarnos con nuestro interior y abrirnos a aceptar a lo que nos sucede (sea lo que sea). La práctica del mindfulness, nos posibilita la toma de consciencia de que el malestar o ansiedad que sufrimos no viene determinado por lo que nos sucede en nuestra vida, sino por como nos relacionamos con los eventos que nos desagradan y nos provocan rechazo. La Compasión (tratar a las personas con amabilidad y cariño), es una actitud esencial que aprendemos en la práctica del mindfulness y que nos ayuda a relacionarnos con los hechos de un modo no enjuiciador y abierto al malestar inherente de la propia vida.

 

¿Que no es Mindfulness?

De la misma forma que he mencionado los aspectos que definen y conceptualizan el mindfulness, se hace necesario explicar que no es mindfulness, para evitar caer en errores. Existen bastante confusión en este sentido. Actualmente, se está usando esta palabra para referirse a otras técnicas de meditación y la hora de hablar de prácticas basadas en él. Por un lado, se le está llamando mindfulness a técnicas de meditación tradicionales (como el zazen o el vipassana) practicadas desde hace miles de años. Por otro lado, se está llamando mindfulness a protocolos psicológicos basados él.

Primero, hay que tener claro que durante la meditación se está practicando mindfulness (atención plena), ya que en esencia meditar, no es otra cosa que estar atento a las sensaciones y emociones desde la aceptación a lo que ocurre en nosotros mismos en un momento determinado. ¿Quiere decir eso que mindfulness es igual a meditación? No, aunque comparten similitudes en lo esencial, hay aspectos que diferencian ambas prácticas.

En segundo lugar, hay que diferenciar mindfulness de los programas psicológicos basados en mindfulness. Actualmente, entre el gran público existe la creencia de que su práctica surge de la mano del médico Jon Kabat-Zinn, ya que fue él, quien lo popularizó en occidente, adaptándolo al uso clínico para reducir el estrés. Diseñó por lo tanto, un programa de reducción del estrés llamado Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (REBAP). Este programa originó otro similar (creado por el mismo autor) denominado, Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR). 

 

Esencia y Filosofía del Mindfulness

Es importante saber que esta práctica de la atención plena se viene enseñando y difundiendo por el mundo a través de grandes maestros desde hace miles de años. Uno de los referentes mas importantes en las ultimas décadas, es el maestro zen Thich Nhat Hanh, que enseña su práctica en Plum Village (centro de práctica del mindfulness), que está situado en el suroeste de Francia. En este centro se enseña mindfulness desde la misma esencia de su práctica. Mantener esta esencia es de vital importancia, ya que solo cuando se deja a un lado el intento de buscar unos beneficios determinados (reducción del estrés, diminución de la ansiedad, etc), aparecen los verdaderos beneficios de su práctica.

Podemos perfectamente aprender su práctica dentro de nuestra vida occidental, pero nunca perdiendo de vista su esencia y valores. Ese es mi enfoque y punto de partida a la hora de enseñar a las personas que se acercan a la escuela a practicar Mindfulness.

Mindfulness consiste simplemente en estar atentos a lo que sucede dentro de nosotros sin intentar controlar nada, ni tener ningún tipo de intencionalidad y/o beneficio terapéutica con dicha observación consciente. Paradójicamente cuando pretendemos buscar con el mindfulness determinados objetivos, estos se alejan de alcanzarse. Si uno practica mindfulness, buscando relajarse y reducir el estrés, puede ocurrir que lo que consiga es justamente lo contrario. Cuando se lleva a este plano el mindfulness (al intentar usarlo para reducir algo o mejorar algo), lo único que se consigue con ello, es perpetuar el problema y la no aceptación de las cosas que nos ocurren.

Mindfulness conlleva aprender a aceptar lo que ocurre sin querer cambiar nada, por lo tanto, se trata de abrirse a   sentir las sensaciones y emociones desde la aceptación y no buscando que dejar de sentirlas. Cuando uno deja de empujar y resistirse a través de la práctica del mindfulness, es cuando de forma natural, las emociones y las sensaciones empiezan a aceptarse de forma real y honesta.

En la Escuela de Mindfulness de Alicante, enseñamos a la gente a practicar mindfulness con una actitud abierta de escucha de uno mismo.

Vídeos

Prueba tu primera meditación

Antes de reproducir el audio de la meditación asegurate de lo siguiente:

  • Busca un lugar tranquilo y con poco ruido ambiental
  • Pon una iluminación tenue en tu espacio
  • Silencia el teléfono móvil y cualquier dispositivo electrónico
  • Asegúrate de que no nadie te va a interrumpir durante la meditación
  • Siéntate con la espalda recta alineada (ver imagen)
  • Reproduce el audio y cierra los ojos

 

imagen de postura correcta de meditacion